logo web San Esteban del Valle
Reservas de agua en el depósito municipal

(15-10-2019) Informamos a todos los vecinos que, una vez iniciado el otoño, hemos dejado de actualizar en la web municipal la información diaria sobre el nivel de agua en el depósito grande que sirve de abastecimiento a la población. Las pocas lluvias caídas han servido para recuperar el caudal de la garganta Juarina y el nivel de agua en el depósito vuelve a ser el máximo.

Esto no significa que ya se pueda derrochar agua. Debemos seguir haciendo un uso razonable y mantener las medidas de ahorro que podamos.

Gráfica con el nivel de agua (la altura, en metros) en el depósito de agua para abastecimiento humano.

Actualización: diaria.

Consejos para ahorrar agua:
  • Dúchate en vez de bañarte. Una ducha supone un ahorro medio de 150 litros por día y persona.
  • No dejes el grifo abierto al lavarte los dientes o afeitarte. Con esta práctica tan habitual se derrochan hasta 30 litros por persona cada día.
  • Usa el lavavajillas (si tienes). Necesita la décima parte del agua que usaríamos en un lavado de platos manual. Además, puesto que la mayor parte del agua ahorrada es agua caliente, también se experimenta un ahorro de energía en cada lavado.
  • Lavadoras y lavavajillas siempre llenos. Ambos electrodomésticos, salvo que se active la función de media carga que no todos los aparatos incorporan, gastan la misma cantidad de agua independientemente de la cantidad de ropa y cacharros. Llenándolo hasta arriba optimizarás el consumo de agua.
  • No mantengas el grifo abierto al fregar los platos. Es mejor llenar la pila y lavar en ella los platos.
  • Aprovecha el agua fría de la ducha. Si eres de los que se ducha con agua caliente hasta en verano, mientras estás esperando a que ésta se caliente, pon un recipiente que la recoja. Luego puedes utilizar esa agua para fregar el suelo, regar, etc. El agua del baño de tus hijos también puede ser reutilizado.
  • Ten cuidado con las fugas en el baño y la cocina. Hay que revisar cada cierto tiempo la grifería y los elementos urinarios porque con el uso pueden aparecer pequeñas fugas que generan importantes pérdidas de agua y dinero al cabo del tiempo.
  • Cambia tus electrodomésticos tradicionales por los que tengan la etiqueta A+, A++ o A+++, sobre todo, la lavadora y el lavavajillas. Este tipo de electrodoméstico ahorran un 50% de consumo de agua gracias a sus sistemas económicos y sus programas de media carga.
  • Instala grifería termostática o electrónica en la cocina y el baño. Estos sistemas hacen que el uso del agua se racionalice al poderse regular el consumo.
  • Coloca aireadores o reductores del caudal en los grifos. Esto hará que gasten menos cuando los tengamos que utilizar.
  • Agua fría en la nevera. Si dejas siempre una jarra de agua fría en la nevera no tendrás que esperar cuando abras el grifo a que salga fresca, ahorrando una importante cantidad.
  • Limita la descarga de tu cisterna. Si vas a cambiarte el sanitario, no olvides cambiarlo por uno con pulsor de doble descarga en la cisterna, con un botón para aguas menores y otro potente para aguas mayores. Si no, introduce dos botellas de plástico cerradas y llenas dentro de la cisterna, para restar dos litros en el llenado que ahorrarás por cada descarga.
  • No descongeles los alimentos con agua. La mejor manera de descongelar alimentos es dejarlos en la nevera, donde además contribuimos a generar frío, aunque también está para eso el microondas. El uso de agua para descongelar es un desperdicio, pero si lo hacemos, usemos un cazo y empleemos luego esa agua para cocinar o regar.
  • No utilices el inodoro como una papelera. Si colocas una papelera en el baño evitarás tirar de la cadena cada vez que utilizas el wáter como cubo de la basura.
  • Reutiliza el agua del aire acondicionado. Con las altas temperaturas del verano es muy abundante el uso continuado del aire acondicionado. Puedes utilizar un cubo para recoger el agua que gotea de los aparatos de aire y reutilizarla para otras cosas como fregar el suelo o tirar el agua de la cisterna. 
  • Racionaliza el riego. Lo puedes realizar aprovechando el agua de lluvia o bien estableciendo sistemas de riego por goteo.
  • Regar siempre de noche. Durante el día las altas temperaturas evaporan parte del agua que empleas en regar tus plantas, siendo el momento más recomendable del día al atardecer o al amanecer.
  • Elije plantas autóctonas. Cuando pienses qué plantas colocarás en tu jardín ten en cuenta sus necesidades de riego: las autóctonas necesitan menos agua, aguantan mucho mejor la sequía y además son más resistentes a las enfermedades.
  • También en el jardín, compruebe su sistema de aspersores con frecuencia y ajústelos para no regar zonas que no lo necesiten.
  • Instale cubierta en su piscina y compruebe que no hay escapes en la depuradora y bombas.
San Esteban del Valle
icono Plaza de España nº 1, 05412 (Ávila)
icono Tel. y fax 920383321
icono ayuntamiento@sanestebandelvalle.es
Webs amigas: